Noticia © latribunadealbacete.es

El grupo socialista denuncia falta de rigor presupuestario

Los concejales Javier Boj y Salud López informaron que la liquidación del ejercicio 2020 arroja un déficit de 1.208.519 euros, con un remanente negativo que es de 2.891.599 euros

Los concejales Javier Boj y Salud López, del grupo municipal socialista, comparecieron en rueda de prensa para avanzar información sobre la liquidación del presupuesto del ejercicio 2020 del que se dará cuenta en el próximo Pleno del Ayuntamiento. Un presupuesto que arroja un déficit de 1.208.519,68 euros y un remanente de tesorería negativo que se sitúa ya en 2.891.599, 22 euros.

Iniciaban desde el PSOE denunciando que la falta de respaldo y de medios del PP, así como sus dificultades en la gestión del personal, están propiciando un importante retraso en los trabajos desde el área de intervención municipal, provocando que la información sobre la situación económica y financiera que atraviesa el Ayuntamiento llegue «tarde, mal y nunca».

Informaba Boj que esta situación supone el incumplimiento sistemático de las obligaciones legales de información por parte del gobierno del PP y Roselló, conllevando que «el Ayuntamiento sea un avión sin piloto, una institución con muchas posibilidades de gestión, pero en la que el equipo de gobierno no toma ninguna decisión porque es incapaz tan siquiera de conocer el estado de este».

Los incumplimientos son tan reiterados y graves que el pasado 12 de julio la Delegación de Gobierno tuvo que reclamar a Roselló los informes de liquidación del presupuesto del año 2020, cuyo plazo legal de comunicación finalizaba el 31 de marzo. Pese a un retraso de más de tres meses incumpliendo la ley, gracias al trabajo infatigable del área de intervención, la pasada semana se nos hizo llegar esta información y se comunicó al Ministerio de Hacienda. Un informe que recoge malas noticias para Almansa y que pasamos a detallar.

Boj advirtió que hay «un desajuste de más de un millón de euros de un presupuesto aprobado en junio, donde la mitad del ejercicio ya era conocido, revela una incapacidad absoluta de quienes gestionan el dinero de los almanseños».

El concejal socialista he mencionado directamente las dos principales cifras económicas que recogen el análisis económico-financiero del Ayuntamiento de Almansa, «sin rodeos y sin prólogo, el informe es claro. Los números del alcalde, Roselló, y de Benjamín, como concejal de Hacienda, son bochornosos: un déficit presupuestario del ejercicio 2020 de 1,2 millones de euros y un remanente de tesorería de casi 2,9 millones».

Estos son los números del PP, sin interpretación ninguna, en bruto. Pero, desde luego, un resultado que si analizamos es todavía más preocupante y una muestra de la incapacidad del equipo de gobierno actual para lidiar con una tarea tan importante como la gestión municipal de Almansa, dijo.

Y es que «el presupuesto del año 2020 es mitad presupuesto, mitad supuesto». Recordaba así Boj que la aprobación del presupuesto anterior se produjo con un retraso de seis meses, habiéndose cumplido ya la mitad del ejercicio económico. Finalizaba recordando que «la única vez que el Ayuntamiento presentó un remanente de tesorería tan preocupante (cerca de tres millones de euros negativos), en 2011, supuso la privatización del servicio del agua. El equipo de Roselló ya ha igualado el desastre que supuso Núñez para Almansa».

Por su parte, Salud López recordó que el PP registra un resultado negativo en un año en el que han sido muchos los gastos que no se han ejecutado en el municipio. Criticó que este resultado negativo se produzca pese a que no se han podido celebrar Fiestas Mayores, ni la Feria, ni la Media Maratón, ni la recreación histórica de la Batalla de Almansa, ni gran parte de la programación cultural de la ciudad.